Compartir

La Consellería de Medio Ambiente e Ordenación del Territorio desarrolló diversos trabajos de limpieza en medio centenar de puntos de vertido incontrolados situados en siete ayuntamientos de la provincia de Lugo, que sumaron una inversión de más de 330.000 euros.

Los trabajos consistieron en la recogida, clasificación y retirada del material, y en la revejetación mediante el extendido de tierra vegetal y hidrosementada. Con esta acción, la Xunta quiere colaborar con los ayuntamientos en el cumplimiento de los deberes municipales en materia de residuos urbanos.

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, visitó hoy en el Carqueixo una de las áreas de la capital en las que se trabajó para erradicar un punto de vertidos. En Lugo se actuó en total en seis depósitos situados en el camino de As Graveiras, el polígono de As Gándaras y Abella, además del Carqueixo.

Igualmente, en el ayuntamiento de Guitiriz se eliminaron cuatro puntos de vertido, cinco en el de A Pastoriza, once en Monforte de Lemos, nueve en Palas de Rei, seis en Sober y ocho en Monterroso.

El material que se suele a localizar en este puntos de vertido incontrolados son objetos domiciliarios, restos de vidrio, plásticos o neumáticos y mezcla de residuos de construcción.

La limpieza de estos puntos permite minimizar y corregir los impactos originados, logrando la integración del lugar con su entorno, reportando claras mejoras desde el punto de vista estético y medioambiental. Además, ayuda a eliminar el hábito de seguir depositando basura en estos lugares.

Publicidad