El presidente de la Diputación y alcalde de la Pontenova, Darío Campos Conde, entregó este domingo, en la Casa da Cultura del municipio, los premios a los ganadores de la VII Subida A Pontenova.

Esta prueba automovilística, puntuable para el Campeonato Galego de Montaña y en la que participaron más de 40 pilotos, contó con el principal apoyo del Ejecutivo provincial, que destinó 7.000 euros dentro de su apuesta por impulsar el turismo y dinamizar el municipio mariñano.

Por su parte, el Ayuntamiento de la villa acercó 4.000 euros a esta cita, una de las más consolidadas del calendario. Un año más, el piloto Andrés Vilariño fue el campeón de esta VII edición de la prueba, que reunió a cientos de aficionados llegados de toda la geografía gallega y de las localidades vecinas de Asturias y Castilla y León.

Publicidad