Compartir
José Manuel Balseiro en una visita a los juzgados de Chantada. Foto de archivo

La Xunta de Galicia viene de finalizar las obras de mejora de la eficiencia energética en el edificio de los juzgados de Chantada, que supusieron el relevo de todas las ventanas y la instalación de un nuevo sistema de iluminación. En estos trabajos se invirtieron unos 112.000 euros.

Así lo explicó el delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, quien destacó que esta actuación permitirá alcanzar un porcentaje de reducción en el consumo de energía no renovable de un 20 por ciento en relación con la situación anterior.

La actuación consistió en el relevo de las ventanas -un total de 116- por otras nuevas de PVC y cristal doble con vidrio de baja emisividad, que mejoran sensiblemente los coeficientes de transmisión térmica de las anteriores. Igualmente, se cambiaron las lámparas y luminarias por otras de tecnología LED.

Esta obra completa otra actuación anterior por la que la administración autonómica dotó a estos juzgados de una caldera de biomasa, que tuvo un coste próximo a los 52.000 euros y que permite ahorrar 4.000 euros anuales en combustible. Sumadas esta obra y la que viene de finalizar la inversión conjunta en la mejora de las instalaciones supera los 165.000 euros.

El edificio de los juzgados de Chantada fue construido en el año 1983. Consta de planta baja y dos altas y tiene una superficie total de 1.180 metros cuadrados construidos -1010 metros cuadrados de superficie útil-.