Hasta 12.800 euros para comprar viviendas en los cascos históricos de Chantada, Monforte, Quiroga y Sarria

1249
0
Compartir

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivenda ha convocado ayudas para la compra de vivienda en los cascos históricos, con el fin de facilitar el asentamiento de población y contribuir a la recuperación social de estos barrios. El delegado territorial de la Xunta en Lugo, Javier Arias, recuerda que pueden acceder a estas aportaciones las personas interesadas en adquirir viviendas en los trece cascos históricos declarados en la provincia: En Castro de Rei, Chantada, Lourenzá, Lugo, Meira, Mondoñedo, Monforte de Lemos, Pedrafita do Cebreiro, Quiroga, Ribadeo, Sarria, Vilalba y Viveiro.

Además, subrayó Arias, en Mondoñedo la cuantía de la ayuda se eleva hasta los 15.000 euros, dado que es una de las tres áreas Rexurbe declaradas a fecha de hoy en Galicia, junto con las de A Coruña y Ribadavia. En los demás casos, los apoyos serán de hasta 12.800 euros por vivienda para los compradores menores de 35 años, y de 10.800 euros para los mayores de esa edad. Tendrán el límite del 20 % del precio de compra de la vivienda, lo cual no incluirá los gastos y tributos inherentes a esa adquisición.

Esta es la tercera convocatoria de este programa, y cuenta con un presupuesto de 600.000 euros, casi seis veces más que la dotación del año pasado. Las solicitudes pueden presentarse hasta el próximo 1 de septiembre.

Novedades de la tercera convocatoria

Una de las principales novedades de esta convocatoria es que se elimina el requisito de ser menor de 35 años para poder optar a las ayudas, de tal manera que se extiende la consideración de potencial beneficiario al conjunto de los gallegos. También el incremento previsto en el supuesto de que la vivienda esté situada en un ámbito declarado Área Rexurbe -figura recogida en la Ley de rehabilitación- independientemente de la edad del beneficiario.

Otra gran novedad de la orden de ayudas de este año se refiere a los requisitos económicos de acceso, medida con la que se busca también ampliar el abanico de potenciales beneficiarios. En este sentido, el límite de ingresos de los solicitantes se eleva hasta 6,5 veces el IPREM (48.877,33 euros), lo que correspondería a casi el 90% de los hogares gallegos, con el fin de adecuarse a los precios actuales del mercado inmobiliario y más concretamente, a la realidad del coste de la vivienda en los cascos históricos.

Estas ayudas se enmarcan en el llamado Pacto Social por la Vivienda 2021-2025, una hoja de ruta consensuada previamente con los principales colectivos profesionales implicados en el sector y con las asociaciones de consumidores con el objetivo de llegar en este período a unas 70.000 familias gallegas.

Se da así un paso fundamental para impulsar las políticas de vivienda y rehabilitación en Galicia de cara a los próximos años de una forma consensuada y en sintonía con las demandas existentes en materia de vivienda.