II Festival de Charangas esta Semana Santa en Chantada

302
0
Compartir
Publicidad

Chantada acoge el 30 de marzo el II Festival de Charangas. Una cita que comenzaba a celebrarse el año pasado durante la Semana Santa y que fue todo un éxito, por lo que este año se mantiene, como explica el concejal de Cultura, Manuel Diéguez, «O Festival xorde de conversas coa charanga local que propuxo este tipo de actividade. Comezamos o ano pasado e resultou moi ben. Decidimos facelo nestas datas porque moita xente visita Chantada e queriamos ofrecer unha proposta distinta para todo tipo de público, darlles alegría e festa a veciños e visitantes».

El II Festival de Charangas comenzará a las 12:30 horas con el concierto de André Phmollo en la calle Leonardo Rodríguez. Ya por la tarde actuarán por las calles de la villa las charangas, Bicoia, Fuego Street Band, Louband y la charanga local Unión Phenosa, que desarrollarán también conciertos en diferentes escenarios hasta bien entrada la noche.

Para contribuir a crear ese ambiente de fiesta en Chantada se programan otras actividades. Así este sábado, 23 de marzo, el Auditorio Municipal acoge a partir de las 18:00 horas la representación de la obra de teatro «A cenicienta non quería comer perdices». Esta actividad está organizada por Argalleiras Teatro y Polamiúda. También este sábado a las 20:00 horas la Coral Polifónica de Chantada organiza en la iglesia nueva, parroquia de Santa Mariña, el concierto de música sacra.

Dentro de los actos litúrgicos de la Semana Santa de Chantada destaca la Procesión dos Caladiños, que organiza en el Viernes Santo, la cofradía Xesús Nazareno Virgen Dolorosa. Estas dos imágenes salen a las 21:00 horas de la iglesia nueva para recorrer todo el entorno del casco viejo de Chantada. El silencio de la procesión solo se acompaña del toque de tambor de la banda. En la Plaza de Santa Ana, hay un encuentro del Jesús Nazareno con la Virgen Dolorosa.

Esta procesión se retomó en el 2001, pero en el archivo parroquial hay datos de una procesión semejante hace más de dos siglos. Por falta de relevo generacional se fue perdiendo y a mediados de los años 60 dejó de celebrarse, aunque siguió habiendo fervor por las imágenes, pero no salían en procesión.

Arturo Blanco, Cofrade Mayor asegura, cuando el año que viene celebran 25 años, que «Estamos moi contentos coa participación. Para levar as andas das imaxes e as propias imaxes que son de madeira de cedro, o peso é bastante importante e somos ao redor de 70 confrades, sempre é importante que haxa relevo que son ao redor de 3 horas de procesión, pero temos relevo e devoción. Despois deste ano, estaremos desexando celebrar o 25 aniversario».