Compartir
Publicidad

La Consellería de Infraestructuras e Vivenda reforzó los medios destinados a garantizar la conservación y seguridad en las carreteras con la entrega de 10 vehículos que se emplearán en la vigilancia de la red viaria autonómica en la provincia de Lugo.

El delegado territorial de la Xunta, José Manuel Balseiro, mantuvo hoy una reunión con técnicos de la Axencia Galega de Infraestructuras (AXI) y personal que se valdrá de los nuevos coches para desarrollar sus funciones.

Estos vehículos suministrados por el Ejecutivo autonómico les facilitarán el trabajo a los legoeiros, profesionales de la AXI que llevan a cabo un papel fundamental en el control de las carreteras. Los coches son modelo ‘Citroen C3’, de color blanco, con el rotulado de la Xunta de Galicia y la instalación lumínica correspondiente.

Balseiro subrayó que esta nueva dotación refleja el compromiso del Gobierno gallego para garantizar la seguridad viaria, un asunto que considera prioritario. La red viaria de competencia de la Xunta en la provincia de Lugo abarca 117 carreteras en servicio, que suman 1.490 kilómetros.

La Xunta y las organizaciones sindicales llegaron a un acuerdo para el reconocimiento laboral del personal legoeiro, que asume nuevas funciones de vigilancia y control de la explotación y conservación de las carreteras gallegas.