Monforte honra a la Virgen de Montserrat, Patrona de la ciudad

225
0
Compartir

La Corporación Municipal encabezada por el alcalde de Monforte, el socialista José Tomé Roca, participó este sábado en los actos litúrgicos en honor a la Patrona de la ciudad, la Virgen de Montserrat. Junto con los fuegos de San Vicente, que tuvieron lugar a partir de las 12:00 de la noche, estas son las dos únicas actividades relacionadas con las Fiestas Patronales 2020 de Monforte que se llevan a cabo este año por causa del Covid-19. El resto de actividades propias de las fiestas patronales fueron suspendidas por responsabilidad sanitaria con los vecinos y vecinas de Monforte ante el Coronavirus.

De este modo, la comitiva oficial encabezada por el alcalde y formada por diversos miembros de la Corporación Municipal, así como por representantes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, esto es, Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local, partió a las 10:40 horas de la Plaza del Ayuntamiento, como es tradición, para dirigirse a la iglesia de A Regóa.

La tradición también marca que esta celebración en honor de la Patrona de Monforte se celebre en la iglesia de San Vicente, pero las obras de restauración que se están llevando a cabo en ella, hicieron que los actos litúrgicos de 15 de agosto se trasladaran a dicha iglesia de A Régoa.

La llegada de la comitiva oficial a la iglesia tuvo lugar a las 11:00 horas; el párroco D. Rafael recibió al regidor municipal y, tras ello, se inició la eucaristía en honor de la Patrona.

GALERÍA DE FOTOS: Haz clic sobre las imágenes para ampliarlas

Durante la procesión posterior a la misa, que tuvo lugar en el atrio de la iglesia, se llevó a cabo una ofrenda floral reducida y acotada, con el objetivo de evitar la concentración de personas por causa del Covid-19, en la que depositaron flores, el alcalde y su esposa, los miembros de la Corporación Municipal y la Cofradía de las Camareras de la Virgen.

Tras la ofrenda y la celebración delante de la Virgen de diversos bailes tradicionales al sonido de la música de los gaiteiros, que también fueron protagonistas en esta celebración, la imagen de la Virgen volvió al interior de la iglesia, dándose por concluidos los actos litúrgicos en su honor.