Compartir
Foto de archivo, no se corresponde con el suceso | CEDIDA

Un sexagenario vecino de Cospeito fue localizado esta madruga sin vida después de varias semanas sin saber nada de él. Los agentes de seguridad dieron con el fallecido en el interior de su vivienda y fue necesaria la intervención de los bomberos para liberar el cuerpo atrapado entre la primera planta y el bajo.

Fue un conocido del fallecido quien se puso en contacto con el 112 Galicia pasadas las diez de la noche de ayer para alertar de su desaparición. Explicó que solía trabajar cortando leña para los vecinos y que llevaban más de tres semanas sin noticias de él.

De inmediato, el personal del Centro Integrado de Atención ás Emerxencias de Galicia informó a la Guardia Civil y consultó con los servicios sanitarios la posibilidad de que fuera atendido o incluso trasladado a algún centro hospitalario.

Descartada esta opción, los agentes acudieron al domicilio, situado en el lugar de A Cal, donde encontraron el cuerpo sin vida del vecino y en una posición de difícil acceso. Por eso, desde el 112 Galicia, se pidió la colaboración de los bomberos de Vilalba para liberar el cuerpo.

De momento, las fuerzas del orden tratan de aclarar las circunstancias del suceso, aunque, si bien es cierto, que la casa se encontraba en estado ruinoso y el piso de madera que dividía la primera de la segunda planta presentaba muchas deficiencias.