Compartir

El conselleiro de Economía, Emprego e Industria, el monfortino Francisco Conde, destacó hoy en la ciudad del Cabe, en la visita que realizó al taller dual, la importancia de este tipo de programas de formación y empleo porque gracias a su especialización y a la formación flexible y a la carta que ofrecen están contribuyendo a tener una Galicia más preparada.

En la iniciativa están participando 20 alumnos y alumnas que están recibiendo calificación, al tiempo que acceden a un puesto de trabajo, en las especialidades de albañilería y operaciones auxiliares de revestimiento continuo en construcción. Una vez que finalicen el taller, que cuenta con nueve meses de duración, tendrán, además, la posibilidad de acceder a un contrato laboral en una empresa del entorno durante tres meses más, como mínimo, gracias a la dualidad del taller.

La formación que están recibiendo les está permitiendo, además, acondicionar la antigua sede de la escuela-taller, próxima al instituto de A Pinguela, para ofrecer un nuevo centro de formación ocupacional. En concreto, los alumnos y alumnas retiraron los stands actuales, habilitaron dos nuevas aulas y una sala de reuniones y proyectaron que una de estas aulas se conciba como una sala especializada en Tics.

Conde señaló que la formación para el empleo es prioritaria para contar con una Galicia y con un Monforte más preparados a través de los cursos formativos y de los talleres que se están ofreciendo. La Xunta, desde 2009, lleva invertidos en programas de formación en Monforte más de 7,6 millones de euros, lo que permitió incrementar las oportunidades laborales de 2.100 alumnos y alumnas. Gracias a estos programas, se hicieron, además, trabajos en beneficio de Monforte: se mejoró el paseo fluvial, se habilitaron zonas verdes entre Cobas y la laguna de A Pinguela, se renovó la carpintería de varios edificios, así como de bancos, columnas o esculturas y se instalaron losetas en la calle Santa Clara, entre otros.

En palabras de Conde, los programas de formación dual, flexibles y a la carta, como es el caso de los talleres de empleo, permiten ofrecen nuevas oportunidades de trabajo la aquellas personas que no cuentan con una formación académica suficiente y a los que quieren multiplicar sus opciones recibiendo una mejor especialización.

Así, indicó que la Administración gallega seguirá ampliando la oferta formativa, respondiendo a las exigencias del tejido empresarial, adaptando la formación a sus necesidades reales y trabajando con los agentes locales -como es el caso del Ayuntamiento de Monforte- para que los gallegos sin empleo puedan disponer de las mejores condiciones para acceder y consolidarse en el comprado de trabajo.

Así, la Xunta pondrá en marcha en 2019/2020 y, por segundo año consecutivo, estos programas con un presupuesto de 21 millones de euros para poder beneficiar la 1.200 personas sin empleo. Se primarán los talleres forestales y en el acceso a este programa tendrán preferencia emigrantes retornados, despedidos mayores de 45 años y mujeres. Asimismo, también se desarrollarán talleres específicos para menores de 30 años, los que forman parte del sistema de Garantía Xuvenil.