El albergue municipal de Folgoso do Courel mejora la eficiencia energética y la climatización

281
0
Compartir

La directora xeral de Administración Local, Natalia Prieto, acompañada del delegado territorial de la Xunta en Lugo, Javier Arias, la alcaldesa Lola Castro, entre otras, visitó ayer jueves las mejoras llevadas a cabo en el albergue municipal de Folgoso do Courel con la colaboración de la Xunta para optimizar la eficiencia energética y la climatización del edificio.

Las obras llevadas a cabo al amparo del Fondo de Compensación Ambiental (FCA) consistieron en la eliminación de las instalaciones obsoletas de baja eficiencia energética y de alto coste económico y la colocación de unas instalaciones de climatización idóneas con el objetivo de alcanzar una calidad térmica del ambiente en las distintas instancias todo el año, adaptada tanto al frío del invierno como a los meses de calor. En resumen, como indicó Natalia Prieto, «unhas instalacións máis avanzadas que son necesarias e imprescindibles, de baixo consumo e de alta eficiencia enerxética que, ademais, permiten rebaixar as emisións de gases contaminantes».

A través del Fondo de Compensación Ambiental, la Xunta colabora con los ayuntamientos gallegos en la puesta en marcha de proyectos destinados a evitar la degradación ambiental, en la contratación de personal y en la adquisición de vehículos y maquinaria para la protección del medio ambiente, además de mejorar la red de abastecimiento de agua, de saneamiento y del servicio de recogida de basura, de llevar a cabo actuaciones de eficiencia energética y de empleo de las energías renovables en el alumbrado público, en las instalaciones y edificios municipales y en los equipamientos de alta eficiencia energética. El FCA permite, además, colaborar con los ayuntamientos en la compra de vehículos con distintivo ambiental Cero emisiones o Eco.

GALERÍA DE FOTOS: Haz clic sobre las imágenes para ampliarlas

En los últimos años, la Xunta de Galicia, a través de la Dirección Xeral de Administración Local, colaboró en la realización de importantes actuaciones en este municipio, con ayudas que superan los 760.000 euros. Entre otros proyectos se llevó a cabo la mejora de infraestructuras rurales en Reibarba y en el núcleo de Ferramulín, así como la rehabilitación de la antigua escuela de Visuña, la optimización energética de las instalaciones del alumbrado público, la modernización de las redes de abastecimiento y saneamiento o la pavimentación de caminos en lugares como Mercurín, Eiriz, Noceda, Souto da Carroza o Carballal. Las aportaciones permitieron, además, mejorar los parques infantiles con nuevas instalaciones para los pequeños del lugar.