El alcalde de Monforte se reúne con los trabajadores de la piscina municipal

248
0
Compartir

Tal como había prometido el alcalde de Monforte, José Tomé Roca, mantuvo en la mañana de hoy una reunión en el salón de actos del pabellón de A Pinguela con los trabajadores y trabajadoras de la piscina municipal para explicarles las últimas decisiones tomadas por el Equipo de Gobierno sobre la gestión misma, ya que hoy finalizaba la intervención municipal del servicio iniciada el pasado mes de abril. En la reunión, el alcalde estuvo acompañado por el técnico de Deportes, Óscar Rodríguez, que hasta el día de hoy fue el interventor nominado para la gestión de la piscina desde el mes de abril.

De este modo, el regidor municipal explicó a los asistentes las dos propuestas que fueron llevadas hoy a Pleno en relación con la piscina municipal. De una banda, la rescisión del contrato de gestión y explotación de la piscina municipal climatizada, así como de los servicios de cafetería, y de las pistas de tenis municipal de A Pinguela, que actualmente está establecido con la empresa Alacer Ocio y Deporte, S.L. Y por otro lado, la apertura de un expediente de indemnización, «polos prezuíxos económicos derivados da xestión que esta empresa levou a cabo da piscina municipal e que ocasionaron graves perturbacións deste servizo», destacó el alcalde.

Gestión a cargo de la empresa pública Tragsatec

La intervención municipal de la piscina acordada por la junta de Gobierno el pasado mes de abril contaba con unos plazos previstos por ley, que finaliza hoy lunes día 26 de octubre. Por este motivo, el alcalde decidió proponer al pleno municipal que se celebró en la tarde de hoy lunes la resolución del contrato de gestión de la piscina, que supondrá la rescisión del mismo con la empresa adjudicataria, Alacer Ocio.

Al mismo tiempo, por Decreto de Alcaldía, el regidor monfortino también informo a los trabajadores presentes en la reunión, que tras la aprobación del Pleno, si le comunicará a la empresa Alacer Ocio la rescisión de su contrato, y se le comunicará el encargo de gestión de la piscina a la empresa pública Tragsa, a través de una de las empresas de este Grupo, llamada Tragsatec, que se encarga de llevar a cabo asistencias técnicas como la que tiene que ver en este caso con la piscina municipal.

Este encargo a Tragsatec será por un tiempo de 6 meses, prorrogables mensualmente si fuera necesario, hasta que se resuelva un nuevo concurso o que se decida en torno a la gestión de la piscina. Tragsatec se hará cargo del servicio desde este martes 27 de octubre. En este sentido, el alcalde garantizó a los trabajadores sus puestos de trabajo.

Esta actuación a través de la empresa pública Tragsa es posible gracias a la Diputación Provincial de Lugo. La Diputación, hace menos de un año, adquirió acciones en esta empresa pública que la convierten en «medio propio da Deputación», que lo permite hacer extensible sus servicios a los municipios de la provincia de Lugo, a través del Órgano de Asistencia a los Ayuntamientos, a través de un encargo directo, la prestación del servicio por parte de Tragsatec.

Tras la exposición del alcalde, los trabajadores consultaron diversas dudas sobre el nuevo funcionamiento de la piscina que fueron solventadas por el regidor municipal. Y del mismo modo, agradecieron las gestiones llevadas a cabo por el Equipo de Gobierno por conseguir una solución satisfactoria para la piscina municipal.