Compartir

La Dirección Xeral de Emergencias e Interior de la Vicepresidencia de la Xunta alerta de un temporal de nivel naranja que afectará a las provincias de Ourense, Lugo, Pontevedra y A Coruña, tanto en la costa como en el interior, a partir de mañana a las 12:00 horas, y que finalizará en la tarde del día 27.

Por lo que respeta al viento en tierra, en la zona Noroeste de A Coruña, en A Mariña de Lugo y en la Montaña de Ourense se esperan rachas máximas de 110 kilómetros por hora. En las zonas Oeste y Sudoeste de A Coruña, en la Montaña de Lugo, en el Noroeste y Sur de Ourense, y en las zonas de Interior y del Miño en Pontevedra, de 100 kilómetros por hora. Y en el Interior de A Coruña y del Centro de Lugo, de hasta 90 kilómetros por hora.

Este fenómeno comenzará a las 18:00 horas del día 26 y finalizará en las primeras horas del día 27. Por lo que respeta al fenómeno costero, en algunas zonas comenzará a las 12:00 horas del día 26. En el Noroeste y y el Oeste de la provincia de A Coruña se esperan vientos del Sudoeste rolando a Oeste de fuerza de 7 a 8, con mar combinado del Oeste de 4 a 6 metros que aumentará en la tarde del día 26 la mar combinado del Noroeste de 5 a 7 metros.

En la provincia de Lugo, también habrá vientos del Sudoeste rolando a Oeste de fuerza 7 a 8, con mar combinado del Oeste de 4 a 6 metros, que aumentará durante la tarde a mar combinado del Noroeste de 5 a 8 metros.

En la zona Suroreste de A Coruña y en Pontevedra, el fenómeno comenzará a partir de las 18:00 horas del día 26, habrá vientos del Oeste de fuerza 7 (ocasionalmente 8), con mar combinado del Oeste de 4 a 6 metros, pasando a Noroeste de 6 a 8 metros. El temporal costero finalizará en todos los casos en la tarde del día 27.

Por este motivo, y con el fin de garantizar la seguridad de los bienes y las personas, la Dirección Xeral de Emergencias e Interior, a través del Centro de Atención ás Emerxencias 112 Galicia, informó de la situación a los ayuntamientos de las provincias afectadas; a las Diputaciones, servicios provinciales y agrupaciones de voluntarios de Protección Civil y a los clubes náuticos, entre otros. De este modo, se espera que se adopten las medidas oportunas para garantizar la seguridad de los bienes y de las personas.

También se le recuerda a la población la importancia de seguir las medidas de protección como evitar aproximarse a diques o rompientes con el fin de prevenir un eventual golpe de mar que pueda arrastrar personas u objetos o vigilar posibles caídas de objetos desde balcones y ventanas.