Compartir

El conocido cazador de Monforte, José Manuel Fernández, -propietario del antiguo bar Morín– murió la pasada noche tras ser atropellado por un vehículo en la carretera vieja que lleva de Monforte a Escairón, cuando volvía a casa después de participar en una batida de jabalí.

El suceso que le costó la vida se produjo en LU-617, concretamente en el punto kilométrico 4, en la conocida recta del Eivedo, de la parroquia monfortina de San Julián de Tor, poco después de las nueve y media de la noche.

Según fuentes consultadas por este diario digital, el fallecido viajaba en un vehículo con  un remolque en el que transportaba los perros. Al parecer, se detuvo para comprobar el estado de los animales y en ese momento otro vehículo que circulaba en sentido Monforte colisionó contra el remolque desplazando el cuerpo unos 40 metros causándole la muerte.

José Manuel -izquierda- con Alfredo Fernández, tras una cacería, en una imagen de archivo | CEDIDA

José Manuel Fernández era muy conocido y querido en la zona. En la ciudad del Cabe había regentado el bar Morín, ubicado en la calle que lleva este nombre, hasta su reciente jubilación.