Compartir

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, se sumó ayer a la Xuntanza dos maiores de O Carballiño y compartió parte de la jornada con alrededor de 3.000 personas llegadas de toda Galicia que se dieron cita en el parque municipal carballinés para disfrutar de un día de convivencia y diversión. La conselleira de Política Social, Fabiola García, también asistió a este tradicional evento que va ya por la suya cuadragésima primera edición.

Fabiola García afirmó durante su intervención que en la actualidad «ser maior en Galicia é unha oportunidade excelente para vivir como desexamos», y garantizó el compromiso de la Xunta de continuar a trabajar para que todos «sexamos libres para decidir como queremos facernos maiores».

En este sentido, reafirmó la apuesta de la Administración autonómica por iniciativas que promuevan el envejecimiento activo, con festejos como este y con diferentes programas como los de bienestar en balnearios y talasos, que oferta más de 1.000 plazas en 16 instalaciones de este tipo en nuestra comunidad; o el voluntariado sénior, para que las personas mayores tengan más oportunidades de colaborar en proyectos solidarios.

Asimismo, la conselleira de Política Social destacó las alternativas de las que disponen hoy en día las gallegas y gallegos de más edad para hacerse mayores en sus casas o en sus parroquias, tal y como es su deseo mayoritario. Esto es posible gracias al reforzamiento de servicios como la Axuda no Fogar, la Teleasistencia o Xantar na Casa; así como con la creación de las Casas do Maior, pequeños centros de día totalmente gratuitos en el rural. También se refirió a la mayor oferta de plazas públicas en residencias para aquellos que prefieren esta opción.

Entrega de regalos

Como en ediciones anteriores, en la Xuntanza se distinguió a diferentes centros y organizaciones por las actividades que llevaron a cabo a lo largo de todo el año. En esta ocasión, los galardones recayeron en dos asociaciones de pensionistas y jubilados de la provincia de Lugo: la de Santa Isabel, en Outeiro de Rei, y la de Baleira; en el voluntariado de los centros sociocomunitarios de la provincia pontevedresa; y en los centros sociocomunitarios de Ferrol y de O Carballiño.

El programa de la jornada se completó con diferentes actividades, como música, baile, juegos populares, una exhibición de coreografías o la entrega de regalos, entre otras.