Compartir

De acuerdo al más prestigioso certamen de vinos de Europa, el británico International Wine Challenge (IWC), la añada 2018 de Regina Viarum fue la mejor de las de todos los tintos gallegos. Así se desprende de los resultados del concurso, del IWC: Regina Viarum 2018 fue el único tinto gallego de ese año que se ubicó en el podio reservado a los mejores vinos del mundo.

El International Wine Challenge (IWC) dio a conocer en días pasados los premios correspondientes a su trigésimo sexta edición. Sus organizadores señalan que el IWC «es reconocido como la competición de vinos con un jurado más meticuloso» a nivel mundial. Cada uno de los vinos premiados debe superar, para ser distinguido, tres catas diferentes. En cada una de estas catas participan 12 catadores de reconocido prestigio. Regina Viarum obtuvo 92 puntos en este certamen.

Esta distinción consolida a Regina Viarum como referente en calidad entre los vinos de la Denominación de Origen Ribeira Sacra. El año pasado, los vinos de Regina Viarum ya habían obtenido 7 premios en diferentes certámenes internacionales como el Decanter World Wine Awards o el propio International Wine Challenge.

Los vinos de Regina Viarum también fueron distinguidos en el concurso internacional Bacchus, en cuya organización y jurado participa la Unión Española de Catadores.

Nuevo packaging

El vino se presentará a partir de ahora con una nuevo packaging. La nueva botella, y su etiqueta, simplifican líneas y dejan todo el protagonismo al Cañón del Sil y a la excepcional ubicación de la bodega. Los viñedos de Regina Viarum son un impresionante balcón a la Ribeira Sacra, un entorno natural con un clima de contrastes muy positivos para la producción vitivinícola: las suma de la influencia del clima atlántico y de los frentes que llegan del Mediterráneo, y las características del terreno de las bodegas sobre el que crecen las vides, favorece la elaboración de vinos afrutados y aterciopelados.

La etiqueta la completan la marca, con el color rojo intenso que la caracteriza y que quiere emular el vivo color del vino que produce Regina Viarum, y también la referencia a la Viticultura Heroica: los viñedos aterrazados en los que se produce este vino obligan a la realización de los trabajos vitivinícolas de acuerdo al modelo centenario de la viticultura heroica, basada en el trabajo pausado y manual con cada cepa y que deja de lado la mecanización.