Compartir
La residencia Abrente-Prodeme | CEDIDA

El pasado miércoles 1 de abril, el alcalde de Monforte, José Tomé Roca, contactó con la subdelegada del Gobierno de Lugo, Mª Isabel Rodríguez, para enviarle una solicitud formal solicitando una nueva intervención. de la Unidad Militar de Emergencias (UME), con el objetivo de que esta unidad vuelva a realizar trabajos de desinfección en los principales lugares públicos de concentración de personas en la ciudad, en particular, después de la aparición de un nuevo positivo de coronavirus en la residencia Geriatros, en Morín.

El alcalde transfiere en su carta a la subdelegada, que «dende o Concello de Monforte estamos preocupados pola situación en xeral ante o Covid-19, pero especialmente polo que que puidera darse no Poboado Xitano ubicado na zona de As Lamas, xunto ó campo da feira, ó que se accede pola estrada de Monforte a Currelos».

Del mismo modo, agrega el regidor municipal, «igualmente consideramos que sería prioritario realizar esas labores de desinfección na Residencia ‘Abrente’ que atende a persoas con discapacidade, xestionada pola Asociación Prodeme, que está ubicada tamén na zona de ‘As Lamas’, próxima ao Poboado Xitano».

Así, a la petición de la desinfección en el Hospital Comarcal de Monforte, en la Residencia Geriatros, en la Casa del Ayuntamiento de Monforte, en el Asilo Fogar de San José, en la Residencia Pública de la Xunta de Galicia y en la Residencia Asimédica, se une la residencia Abrente-Prodeme. y el pueblo gitano de ‘As Lamas’.

Efectivos de la UEM llevaron a cabo en Monforte durante el mes de marzo, dentro de la Operación Balmis lanzada por el Ministerio de Defensa en coordinación con las Delegaciones y Subdelegaciones del Gobierno de España para mitigar los efectos de Covid-19, tareas de desinfección y la limpieza contra este virus, así como la vigilancia junto con el Cuerpo de Seguridad y las Fuerzas, la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía Local.

El propósito de esta nueva solicitud de intervención es volver a desinfectar áreas y lugares de la ciudad donde se concentran las personas que forman parte de grupos de riesgo especial para este virus. En palabras del alcalde, «é moi importante que estean desinfectadas zonas da cidade que supoñen un potencial perigo por seren entornos que reúnen un constante movemento de xente. O noso obxectivo é manter os lugares de máis presencia de persoas o máis asépticos posible. Por iso consideramos que ademais dos 6 centros desinfectados na anterior intervención da UME é necesario incluír o Poboado Xitano de As Lamas e a Residencia Abrente que xestiona a Asociación Prodeme».

Tomé Roca concluyó señalando que «dende o Concello, a través da empresa FCC, que é encargada da recollida do lixo e da limpeza viaria da cidade, seguimos levando a cabo labores diarias de desinfección, prestando especial atención á desinfección de rúas, papeleiras, contedores, farolas, mobiliario urbano así como en espazos de uso público como poden ser os exteriores de farmacias, supermercados, panaderías ou a praza de Abastos, a fin de evitar a propagación deste virus Covid-19».

Entrega de material higiénico y de protección

Paralelamente a lo solicitado, en la mañana de hoy personal de los Servicios Sociales del Ayuntamiento acompañados por agentes de la Policía Local se acercaron hasta el poblado gitano de As Lamas, junto al campo de la feria, para hacerle entrega la este colectivo de diverso material de protección y higiene ante el coronavirus.

En concreto, fueron entregadas en el poblado de As Lamas 30 mascarillas de protección, 20 botes de hidrogel, 2 cajas de guantes de diversos tamaños, 30 rollos grandes de papel de manos, 20 botes de gel de baño y 1 garrafa de 10 litros de desinfectante para diluir en agua.

Esta acción obedece al interés del Equipo de Gobierno municipal por reforzar los servicios de atención a personas y familias que vivan en asentamientos segregados o barrios vulnerables. En palabras del Alcalde, «non podemos ignorar as consecuencias que esta crise do Covid-19 ten para as persoas máis gravemente excluídas, entre as que se atopan aquelas que sobreviven en asentamentos segregados ou en barrios en situación de grave vulnerabilidade, como é o caso do colectivo xitano que habita no Poboado de As Lamas».

Por eso, además de la entrega de material referido, el personal municipal de Servicios Sociales también se interesó por saber cómo se encontraban los vecinos de este asentamiento, así como si tenían alguna necesidad específica.

El alcalde indicó que «boa parte das familias deste poboado de As Lamas, atópanse ante unha situación de desprotección, que se agrava debido ó illamento no que viven habitualmente, o cal fai moi complicado que poidan adoptar e seguir as medidas hixiénicas e de distanciamento social recomendadas polas autoridades sanitarias ante a crise provocada polo Covid-19, e son obstáculos á adopción de medidas preventivas».

«Por iso -continuó Tomé Roca- ante esta situación de alta vulnerabilidade, a actuación do persoal especializado dos nosos Servizos Sociais, co apoio de efectivos da Policía Local, é fundamental para o desenvolvemento deste tipo de actuacións como a que levamos hoxe a cabo, a fin de paliar o impacto que esta crise do coronavirus está a ocasionar en persoas e familias pertencentes, neste caso, ó colectivo xitano que conforma o Poboado de As Lamas».