Xunta y Ayuntamiento de Folgoso do Courel acordaron hoy la ejecución de un acceso provisional al municipio

255
0
Compartir

La conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, junto con el delegado territorial de la Xunta en Lugo, Javier Arias, mantuvo esta tarde un encuentro con la alcaldesa de Folgoso do Courel, Lola Castro, para abordar la situación generada tras el desprendimiento registrado en un tramo de 200 metros de la vía autonómica, que constituye el principal acceso al municipio.

Según los estudios realizados, mientras se determina la alternativa definitiva más segura y viable, este desvío provisional permitirá una ágil restitución del tráfico viario.

El nuevo acceso acordado, que se desarrollará en las cercanías del tramo hundido, tendrá una longitud de unos 740 metros, un presupuesto de más de 770.000 euros y posibilitará garantizar la movilidad en el entorno, siendo la alternativa más eficiente a corto plazo.

La LU-651 permanece cortada al tráfico entre Quiroga y Folgoso a consecuencia del desprendimiento registrado a la altura del kilómetro 18, en la zona Santa Eufemia, el pasado 20 de marzo.

La Xunta actuó desde el primer momento que tuvo lugar el hundimiento, trabajando en la declaración de emergencia para poder ejecutar la obra con la máxima agilidad posible y con una solución rápida y segura.

En el marco de los análisis efectuados, se proyectan varias alternativas definitivas, entre ellas la ejecución de un viaducto para salvar el tramo de la vía desprendido, la ejecución de una vía de nuevo trazado o la construcción de un túnel más apartado, de unos 400 metros de longitud.

La Consellería de Infraestruturas estuvo realizando estas semanas una campaña de sondeos geotécnicos en la zona del hundimiento para conocer en profundidad el estado y el comportamiento del terreno con el fin de poder evaluar la viabilidad de las distintas alternativas y el restablecimiento de la conexión viaria.

No obstante, mientras no se fije la alternativa final, tal como se citó anteriormente, las Administraciones autonómica y local consensuaron hoy la puesta en servicio del citado desvío provisional para facilitar las comunicaciones en el área.

Junto con esto, la Xunta tiene adjudicadas las obras de acondicionamiento en esta misma carretera, entre Folgoso y Seoane, concretamente entre Ferrería Vella y Seoane, ya adjudicadas, y en la que se va a invertir 3,4 millones de euros. El momento de ejecución de esas obras se decidirá de forma coordinada entre el Gobierno gallego y el Ayuntamiento de Folgoso teniendo en cuenta la planificación de los trabajos que será necesario desarrollar para la restitución del tramo de carretera desprendida.