Compartir

La Xunta de Galicia financió la construcción de nuevas redes de saneamiento y abastecimiento en el barrio de As Fontiñas, en Vilalba, con una inversión de 208.000 euros procedentes del Fondo de Compensación Ambiental que gestiona la Vicepresidencia y Consellería de Presidencia, Administraciones Públicas e Xustiza.

El delegado territorial de la Xunta, José Manuel Balseiro, visitó hoy la zona acompañado por el alcalde, Agustín Baamonde, y destacó «el impulso a las dotaciones y servicios municipales que supone este programa de la Xunta, que todos los años redistribuye entre los ayuntamientos el canon eólico».

En este caso el ayuntamiento de Vilalba destinó los fondos a la mejora del saneamiento y el abastecimiento de un amplio área ubicado en el núcleo urbano. En concreto, se construyeron nuevas redes en la Avenida de Galicia por ambos márgenes partiendo del cruce con las calles San Roque y Calvario en dirección sur. Por el margen derecho, se actuó sobre un tramo de 378 metros de longitud hasta el acceso a la Biblioteca, y por el margen izquierdo en un trecho de casi 100 metros.

Los colectores de saneamiento y abastecimiento discurren bajo las aceras, por lo que fue necesario reponer el pavimento y también las canalizaciones del sistema de iluminación pública que se vieron afectadas. Las principales calles en las que se ejecutó la intervención fueron, además de las ya citadas, a Rúa Nova, San Roque, Xermade y Antonio García.

La nueva red de saneamiento está formada por casi 500 metros de tubo de PVC de diámetros variables y los correspondientes pozos de registro y acometidas domiciliarias formadas por tubo de PVC de 200 milímetros de diámetro.

La red de abastecimiento de agua potable, de una longitud similar a la anterior, está formada por tuberías de PVC de 200 milímetros de diámetro. Además de los entronques con los ramales existentes y las acometidas domiciliarias, se construyeron válvulas de corte, bocas de arroyo y bocas de incendios.

Balseiro destacó que el Fondo de Compensación Ambiental «sirve para incrementar y modernizar las infraestructuras municipales, con la vista puesta en el objetivo de mejorar la eficiencia en el aprovechamiento de los recursos, avanzar en la sostenibilidad y proteger la biodiversidad y la calidad medioambiental».

La Xunta destina los ingresos derivados del canon a la conservación, reposición y restauración del ambiente, así como la actuaciones de compensación y reequilibrio ambiental y territorial, de las cuales son principales beneficiarios los municipios afectados por la implantación de parques eólicos y por las instalaciones de evacuación de estos.