Ángeles Vázquez, realiza una visita al Miradoiro do Alto da Picota, en Os Peares, tras su acondicionamiento

Este nuevo mirador ofrece una vista única y privilegiada de los elementos arquitectónicos y naturales del entorno

880
0
Compartir
Publicidad

La Xunta culmina la ejecución del Pacto pola Paisaxe Ribeira Sacra con el acondicionamiento del Miradoiro do Alto da Picota, en Os Peares, segundo anunció la conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, Ángeles Vázquez, durante su visita a esta actuación llevada a cabo en el ayuntamiento de Carballedo, en la que estuvo acompañada por el delegado territorial de la Xunta en Lugo, Javier Arias, y de varios alcaldes, entre otros.

Este nuevo mirador panorámico de los Itinerarios de Interese Paisaxístico na Ribeira Sacra ofrece a los visitantes una vista única y privilegiada de los elementos tanto arquitectónicos como naturales del entorno.

De hecho, la colocación de esta estructura metálica, que consta de dos brazos que se abren a cada lado, está perfectamente definida para permitir una panorámica de 180 grados y, según dijo la conselleira, las mejores vistas de la confluencia de los ríos Miño y Sil, del pueblo y de la presa de Os Peares, de la estación del tren y el característico puente de hierro azul -considerado patrimonio industrial-, del monasterio de Santo Estevo de Ribas de Sil, de los bancales de viñas y de los cuatro ayuntamientos que conforman esta localidad –A Peroxa y Nogueira de Ramuín, en la provincia de Ourense, y Carballedo y Pantón, en la de Lugo-.

Más detalladamente, Ángeles Vázquez explicó que, entre las actuaciones desarrolladas en este mirador, que contaron con un presupuesto de 66.000 euros, destaca el acceso adaptado para vehículos. Se trata de un camino de unos 4 metros de ancho y 100 metros de largo que permite llegar a un aparcamiento adaptado, que cuenta con un acceso directo a la parte más accesible de la estructura.

Plan de Acción Estratégico para la Ribeira Sacra

Esta actuación se llevó a cabo al amparo del Pacto pola Paisaxe Ribeira Sacra, uno de los 10 proyectos que integran el Plan de Acción Estratéxico para esta zona, puesto en marcha por la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, y que, con un presupuesto de 4,5 millones de euros, representa una estrategia de actuación ambiental y de ordenación del medio físico que beneficia a un total de 30 ayuntamientos.

En concreto, este Pacto pola Paisaxe supuso una inversión de 550.000 euros en el trienio 2020-2022 en diversas actuaciones como la elaboración de esgrafiados y murales artísticos con motivos vinculados al patrimonio cultural y natural del entorno en fachadas y muros públicos y privados, obras de mejora de acondicionamiento en núcleos de población, mejoras en los itinerarios paisajísticos con valores panorámicos y campañas de comunicación y proyectos técnicos.

A mayores, la conselleira recordó que a lo largo de 2023 se completarán las actuaciones del Plan de acción da paisaxe da Ribeira Sacra, que, con un presupuesto de 133.000 euros, tiene como objetivo actuar en los espacios que, si bien no están incluidos en el Área de Especial Interese Paisaxística, sí figuran en el ámbito declarado Bien de Interés Cultural.