Compartir

Dos ex trabajadores de Alcor Seguridad fundadores de las empresas Máxima Seguridad, S.L. y Máxima Full Service, S.L., decididos a entablar acciones legales contra su ex jefe Carlos Somoza Fouces, por las solicitudes de registro de sus nombres comerciales por parte de éste ante la Oficina Española de Patentes y Marcas, como publicó el pasado jueves este diario digital.

Además de recordar que se fueron de Alcor Seguridad, «porque no nos gustaba como se hacían las cosas», consideran una «pataleta de niño pequeño», además de «una palmaria mala fe», el hecho de Carlos Somoza, acudiese a la Oficina Española de Patentes y Marcas, «a registrar unos nombre comerciales a sabiendas de que no son suyos, con el único propósito de intentar hacernos daño, que por otro lado no va a conseguir». «A partir de este próximo lunes vamos hacer valer nuestros derechos ante este intento de usurpación de nuestros nombres comerciales»

Los dos ex trabajadores, señalan que tienen todo el derecho a buscar un futuro mejor fuera de Alcor Seguridad –por eso montaron estas dos empresas- «al igual que hizo él –Carlos Somoza Fouces– cuando abandonó la empresa Serramar Seguridad para montar Alcor Seguridad con miembros de su familia y lo que acarreó aquella decisión con demandas incluidas por destrozos en el local, ‘robo de clientes’, etc. De momento lo vamos a dejar aquí», señaló uno de los socios fundadores en el día de ayer a Diario de Lemos.