El Ayuntamiento de Pantón lleva 8 años desarrollando el ‘Obradoiro intelectual’ con adultos

En estos momentos se desarrollan los cursos de gimnasia, un curso de restauración de muebles, el Pequechef Pantón y el Obradoiro de trabajo intelectual.

283
0
Compartir
Publicidad

El Ayuntamiento de Pantón organiza o colabora en distintas actividades a lo largo del año para ocupar el tiempo de ocio de niños/as y adultos/as. Así en estos momentos se desarrollan los cursos de gimnasia, un curso de restauración de muebles, el Pequechef Pantón y el Obradoiro de trabajo intelectual.

Esta última actividad se desarrolla los miércoles de 17:30 a 19:00 horas y cuenta con la participación de una veintena de personas. Este obradoiro comenzó como un taller de memoria para adultos, y la actividad se fue adaptando a las personas participantes como comenta Javier González, técnico de cultura, encargado del taller, «viña xente de 60 anos en diante e fomos vendo que a maioría das persoas que viñan non tiñan problemas de memoria, se non pérdida de habilidades por falta de uso».

Cada día se plantean ejercicios distintos con dinámicas concretas para ejercitar la mente y se va incrementando la dificultad. Se trabaja con ejercicios de buscar diferencias, de números, se hacen lecturas que luego se comentan,…«tentamos ofrecerlles algo ao que lle vexan utilidade e sacalos de casa, socializalos durante esa hora e media no tempo libre que teñen e traballar aspectos que se foron deixando de exercitar», señala González.

Pincha sobre la imagen para ampliarla

Foto | Concello de Pantón

Entre los participantes hay personas de poco más de 60 años que acuden para ocupar el tiempo. Desde los 70 años a los 80 próximos a los 90 años son la mayoría de los participantes, «hai uns anos tivemos unha señora de 97 anos que lía de marabilla, era autodidacta e viña todos os días», destaca el técnico de cultura.

Según Javier González lo que mejor funciona para tener gente en este tipo de actividades es el boca a boca, que las personas hablen bien de la experiencia, y eso acontece continuamente con este taller por lo que periódicamente aparecen nuevas incorporaciones, «ás veces os nomes das actividades poden asustar pero en canto funciona o boca a boca e o ben que o pasan, súmase xente. O outro día houbo dúas señoras que viñeron por primeira vez e dicían non pensei que fora así, paseino estupendamente; comigo conta que isto non o deixo».