El proyecto ‘Redes Lilas’, de Sober da espacio a las mujeres asesinadas en un año en España

286
0

Esta semana tuvo lugar la tercera actividad de la programación feminista de ‘Redes Lilas’, proyecto del Ayuntamiento de Sober impulsado desde el departamento de Servicios Sociales municipal por las trabajadoras sociales Ana de la Torre y Patricia González.

Las mujeres, algunas estrenando el espacio y otras ya presentes en anteriores reuniones, participaron en una reflexión en común alrededor de la violencia de género, seguida de una explicación de las herramientas para la identificación de la misma y finalizando con la elaboración de lápidas con carteles con los datos -nombre, edad, origen y fecha de asesinato- de las mujeres víctimas mortales de la violencia machista en España desde abril del 2023 hasta hoy.

La mesa de la Casa da Cultura del Ayuntamiento de Sober esperaba a las mujeres cubierta de los carteles simbólicos de las 55 mujeres asesinadas. Selene Arias, educadora social, introdujo la problemática de la violencia de género apuntando el peligro que existe en el rol de poder y dominancia que el hombre se atribuye dentro de las relaciones sexo-afectivas. Especificó que la muerte no es la única violencia a la que las mujeres se ven expuestas, sino que son muchos los actos y actitudes de la vida cotidiana los que muestran el rechazo social al género femenino.

«Antes de chegar á demostración da violencia neste grao, a través dun asasinato, existen moitos outros niveis polos que pasamos sen ser conscientes ou téndoos normalizados», apuntó haciendo alusión a las actitudes que pueden ser alarma dentro de una relación o vínculo entre un hombre y una mujer.

Patricia Vidal recogió y acercó material documental sobre agresiones a mujeres por parte de sus parejas y exparejas desde el jueves anterior al encuentro, en concreto noticias y otros notas periodísticas y los comentarios de los usuarios de diferentes redes sociales al respeto. Con esta recopilación, la trabajadora social buscó incidir «na posta en dúbida» y criticismo al que las mujeres violentadas se ven expuestas cuando sus experiencias llegan al juicio social después de convertirse en noticia, agravando el nivel de perjuicio cara ellas.

GALERÍA DE FOTOS: Haz clic sobre las imágenes para ampliarlas

Las participantes pasaron a intercambiar sus vivencias personales, desde agresiones más imperceptibles y normalizadas hasta violencias con daños físicos y psicológicos. Varias señalaron las comidas familiares como un contexto en el que la devalorización de la mujer está totalmente normalizada a través de «chistes» o en comentarios de casos polémicos de la actualidad, abriendo debate sobre cómo debe o puede ser la respuesta de las mujeres que los escuchen. Algunas de las presentes sacaron episodios puntuales de relaciones románticas pasadas que, en mayor o menor medida, le afectaron e incluso se relataron procesos individuales de salida de relaciones tóxicas y de maltrato.

El encuentro finalizó con la confección con mimbres, bridas y papel plastificado de las 55 lápidas en honor de las mujeres asesinadas en el último año, hoy ausentes en este y tantos otros espacios. Las participantes salieron al parque del Ayuntamiento de Sober, terreno en el que las repartieron junto con dos manifiestos claros: ‘O machismo mata, o feminismo salva’ y ‘Sober non esquece’.

La programación de ‘Redes Lilas’ continuará el próximo martes 23 de abril, con un taller de diseño de tote bags con mensajes que resuenen con la lucha personal de cada una de las mujeres participantes. Las mujeres interesadas en participar deben inscribirse hasta el miércoles 17 de abril.

Publicidad