Compartir

El presidente de la Diputación, Darío Campos Conde, conoció este sábado en el ayuntamiento de Cospeito, junto a varios zoqueiros de la zona, miembros de Xotramu y vecinos, el nuevo Museo das Zocas de Muimenta, al que la Diputación acercó 8.000 euros, para el acondicionamiento del espacio, la construcción de expositores y la recuperación de las piezas.

Este nuevo museo del patrimonio etnográfico lucense está situado en el conjunto artístico de la Iglesia Vieja de Muimenta, junto a la una vieja escuela restaurada y reconvertida en museo pedagógico. Está también rodeada de un campo con árboles excepcionales incluidos en el Catálogo de Árboles Singulares de Galicia, convirtiéndose en un entorno único tanto para vecinos como para visitantes.

El nuevo museo, fruto de la colaboración de la Diputación con Xotramu, ponen en valor la larga tradición de los zoqueiros de esta localidad en la que aún viven 8 profesionales, 4 en activo y 4 jubilados. Campos Conde felicitó «aos veciños de Muimenta pola súa dedicación, traballo e compromiso na recuperación deste patrimonio etnográfico lucense e na posta en valor do antigo oficio dos zoqueiros. Dende a Deputación sumámonos a esta iniciativa dos veciños para que recursos etnográficos formen parte do patrimonio cultural da nosa provincia, ao tempo que homenaxeamos e recoñecemos o oficio e traballo artesán dos zoqueiros, que dedicaron a súa vida a esta actividade”.

Museo das Zocas

El nuevo espacio expositivo de unos 80 metros cuadrados, exhibe una recopilación de piezas relacionadas con el oficio de zoqueiro como son zocas antiguas de hace 50 años y zocas de nueva elaboración, las herramientas de trabajo y los materiales utilizados en su confección.

En la exposición, se puede contemplar alrededor de 40 pares de zocas de diferentes colores y ornamentos. Además de las típicas zocas para hombres y mujeres empleadas en las tareas agrícolas destacan las zocas ‘chinelas’ decoradas con un diseño más elegante para ser usadas por las mujeres en los días festivos y las zocas con caña alta de cuero que servían para protegerse mejor del agua.

Gracias a la intensa labor del vecindario el Museo das Zocas de Muimenta puede exhibir herramientas del trabajo de los zoqueiros hoy en día casi desaparecidas como la ‘aixola’ para dar forma a zoca, a ‘trade’ para hacer el agujero o el ‘gubias’ entre otras muchas.

En este conjunto etnográfico destaca también un antiguo banco de trabajo de zoqueiro y un carro restaurado y cargado con troncos de abidueiro en el que trasladaban la madera. La muestra se completa con fotografías del proceso de elaboración de las zocas y también de los ocho zoqueiros de esta localidad.