La cooperativa AIRA congrega a su plantilla en un encuentro bajo el lema ‘A pegada de AIRA’

463
0
Compartir
Publicidad

La cooperativa agroganadera AIRA celebró este viernes, 23 de febrero, su primera convención de trabajadores bajo el lema ‘A pegada de AIRA’. El evento tuvo lugar en el hotel ATTICA21 de Vilalba (Lugo) y reunió a más de 270 trabajadores de los más de 300 que forman la plantilla de la cooperativa.

La finalidad de la jornada fue poner en valor el trabajo que lleva a cabo cada uno de los trabajadores/as, que es fundamental para que la cooperativa funcione. Así mismo, también sirvió para potenciar los valores que se fomentan desde AIRA, como son el esfuerzo, compromiso, igualdad o respecto, entre otros muchos.

La cita empezó con la proyección del vídeo corporativo y acto seguido, el director general de AIRA, Daniel Ferreiro, realizó una pequeña presentación sobre el pasado, presente y futuro de la entidad. «El compromiso, el esfuerzo y la dedicación de todos los trabajadores/as de AIRA, llevaron a la cooperativa a ser un referente en el sector», destacó el director. Así, recordó que la cooperativa tiene numerosas áreas de trabajo, «y todas ellas son importantes, relevantes y necesarias». También incidió en que la función de AIRA no es solo resolver problemas o atender necesidades, sino estar siempre un paso por delante: «Debemos adelantarnos a lo que está por venir y lo que tendrá que afrontar el sector en los próximos años».

Acto seguido, Cristina Lamas y Alba Vázquez hablaron sobre su experiencia como las empleadas con más antigüedad y menos, respectivamente. Así, en sus ponencias mostraron porqué siguen apostando por formar parte del equipo de AIRA, después de más de tres décadas, en el caso de Lamas, y porqué decidió incorporarse en la actualidad, en el de Vázquez.

La primera parte del evento la concluyó el coach Emilio Duró, quien ofreció una charla sobre ‘A Nosa Pegada. Unha vida con sentido’. En su exposición recordó la importancia de que «la vida cambia en un instante» y aconsejó «no sacrificar lo importante por lo secundario».

Añadió que ante la realidad de la vida hay que aceptarla, adaptase y mostrar una actitud positiva. En su exposición motivadora concluyó: «Trabajáis en una cooperativa, esto es una fortuna, porque la felicidad reside en cooperar».

Tras la comida, el presidente de la cooperativa, José Manuel López Tellado, agradeció el trabajo que llevan realizando en AIRA y la participación en un evento de especial importancia para todo el equipo. La jornada concluyó con el reconocido monologuista Carlos Blanco, quien ofreció uno de sus espectáculos a todos los trabajadores/as asistentes y, finalmente, un DJ puso el broche a la jornada.