Las rutas fluviales por la Ribeira Sacra baten sus propios récords con más de 60.400 viajeros

385
0
Compartir
Publicidad

Más de 60.400 personas conocieron la Ribeira Sacra este año 2023, desde el mes de marzo hasta este fin de semana, a bordo de los catamaranes que gestiona la Diputación de Lugo por los Cañones do Sil y el río Miño. Un dato que evidencia que este atractivo turístico provincial se supera año tras año, batiendo sus propios récords.

La diputada de Réxime Interior, Promoción do Territorio e Turismo, Pilar García Porto, informó este lunes de estas cifras, que confirman «un novo éxito do servizo provincial, porque estamos falando de máis de 10.000 persoas con respecto á temporada anterior, o que nos di que as políticas turísticas que temos en marcha son as que funcionan». Explicó la diputada que además se logran estos datos siendo respetuosos con el medio, declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco, «algo que nos fai estar máis contentos aínda, porque se demostra que apostar por un turismo de calidade, proximidade, non masificado e ao longo de todo o ano é o camiño».

«As rutas fluviais que ofrece a institución provincial están a ser ano tras ano un motor moi importante de atracción turística para a provincia de Lugo, especialmente para a Ribeira Sacra, en tanto que xeran un efecto multiplicador en termos de pernoctas e de consumo, contribuíndo así de maneira directa á dinamización económica, da hostalería, do turismo e do comercio nesta comarca», afirmó la mandataria provincial.

En total, esta temporada fueron 60.413 los usuarios y usuarias que realizaron estas rutas fluviales conociendo desde un punto de vista diferente estos particulares paisajes. En concreto, en la ruta del Cañón do Sil, que parte del embarcadero de Ponte do Sil, en Monforte de Lemos, se registraron un total de 46.147 personas, y en la del Cabo do Mundo, con salida de Santo Estevo en Belesar, fueron 14.266 viajeros.

Hace falta subrayar que la ruta que parte de Belesar se vio interrumpida este otoño por los trabajos que hizo la empresa Naturgy en el embalse de Os Peares, bajando el nivel del agua, lo que imposibilitó que se pudiese navegar durante más de un mes los catamaranes.

Durante esta puente festiva de la Constitución fueron más de 1.000 personas las que realizaron alguno de estos dos itinerarios, en concreto 1.071 viajeros. Unos datos contabilizados desde el sábado 2 de diciembre hasta el domingo 10 de diciembre, período en el que las embarcaciones navegaron todos los días con salidas por la mañana y por la tarde.

La ruta que parte de Ponte do Sil fue la elegida por 858 personas y, por su parte, la de Belesar la escogieron 213 personas.