La conselleira do Mar, Rosa Quintana, puso hoy en valor a implicación del Servicio de Guardacostas en la lucha contra el furtivismo y agradeció a su personal la importante labor que realiza para atajar esta problemática. Un trabajo, explicó la titular de Mar, que intensifican en estas fechas de Navidad con la vigilancia en las zonas de mayor incidente, como aquellas en las que se extrae percebe, y sobre los productos que como este, la nécora o el centollo consiguen mayor precio en el mercado.

Así lo destacó hoy en Santiago durante la visita al Centro de Coordinación Operativa de Guardacostas, donde se realizan tareas de apoyo al servicio y se deciden las operaciones necesarias en el campo de la lucha contra la contaminación para hacer frente a la contingencia. Además este órgano de actuación es el encargado de mantener la relación institucional con otros organismos de las distintas administraciones.

Allí Rosa Quintana puso de relieve el trabajo de control de la actividad que realizan los guardacostas y lo definió como un trabajo de defensa de todo el sector pesquero profesional centrado en luchar contra los furtivos que agreden el espacio natural y también en la defensa de la salud de los consumidores.

En este sentido expuso que, la falta de cerrar los datos de la última quincena, el Servicio de Guardacostas lleva decomisado este año más de 170 toneladas de distintas especies de pescado y marisco, lo que supone más del doble del año 2016, en el que requisaron más de 73.000 kilos. A esto se suman el número de útiles incautados por los agentes, que en lo que va de año llevan requisado más de 22.200, una cifra semejante a la de todo el año pasado en el que los guardacostas aprehenderon más de 24.200 aparatos.

Además la titular de Mar hizo hincapié en la importancia de implicar a la sociedad en la lucha contra el furtivismo, ya que abarca los campos social, económico, sanitario y ambiental, destruye puestos de trabajo y ponen en riesgo a salud de todos los consumidores, señaló. De ahí la importancia fundamental de que la sociedad sea una aliada en esta tarea, incidió.

Servicio propio

La conselleira recordó que el Servicio de Guardacostas opera las 24 horas y los 365 días del año, dando respuesta inmediata a los incidentes que se van produciendo en la comunidad autónoma gallega y recordó que Galicia es la única comunidad autónoma española que cuenta con un servicio propio de estas características.

El Servicio de Guardacostas se estructura en servicios centrales y servicios periféricos. A los servicios centrales le corresponde establecer las directrices y la programación y seguimiento de las actuaciones y los servicios periféricos se organizan en unidades operativas (Celeiro, Ferrol, Coruña, Muxía-Portosín, Ribeira,Vilaxoán, Pontevedra y Vigo), con un jefe de unidad operativa al frente que coordina y dirige al personal adscrito a la misma.

Publicidad