La CSIF urge el nombramiento de personal de refuerzo en el Juzgado Mixto N.º 1 de Monforte

Ante la situación de caos y desbordamiento que padece.

417
0
Compartir
Publicidad

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios -Justicia- ha solicitado el nombramiento urgente de personal de refuerzo en el Juzgado Mixto número 1 de Monforte de Lemos, para revertir la situación caótica que sufre en estos momentos y que se ha agravado con el tiempo, al incrementarse el número de casos pendientes, 826 escritos civiles (468 de trámite y 358 de ejecución), que exceden lo previsto en la legislación que determina la carga de trabajo de los órganos judiciales (Orden JUS/1415/2018, de 28 de diciembre).

La CSIF recuerda que esta no es la primera vez que cursan esta demanda ante los organismos correspondientes, pues ya el pasado año presentaron dos escritos con la misma petición «sin que hasta el momento hayamos obtenido respuesta, de ahí nuestra insistencia, pues la situación cada día es peor».

Para CSIF, la Dirección Xeral de Xustiza no debería mirar para otro lado y proceder, sin más demoras, a dotar del personal suficiente a este Juzgado que, además, asume también todos los casos de violencia sobre la mujer, tiene funciones de decanato y ejerce como Junta Electoral de zona.

Desde la Central Sindical, recuerdan que a esta sobrecarga de trabajo hay que añadir que están dotados de un funcionario menos que el Juzgado mixto número 2 de este mismo partido judicial y que sufren continuos cambios de plantilla, así como mesas paralizadas debido a los períodos de transición con los nombramientos del personal nuevo, al que hay que formar previamente.

«Todo esto, sumado a la atención de la cantidad ingente de asuntos que entran en este organismo, no contribuye a mejorar la situación y obliga a los funcionarios a hacer un sobreesfuerzo, con trabajo fuera de horario y altos niveles de estrés».

CSIF advierte de que esta situación ha llegado a alertar al servicio de inspección del Consejo General del Poder Judicial, que requirió informes sobre la elevada pendencia de escritos civiles de más de 30 días de antigüedad con fecha de 31 de diciembre, así como a la inspección del Tribunal Superior de Justicia, en junio del pasado año, por lo que insisten que se debe proceder sin más demoras a nombrar el personal de refuerzo suficiente.