El BNG promete una ayuda anual de 15.000 euros para poner en marcha un negocio en el rural

334
0
Compartir
Publicidad

La portavoz nacional, Ana Pontón, asistió este viernes a la Festa da Pisa da Castaña en la aldea de Froxán, en Folgoso do Courel, producto en el que ejemplificó el importante papel que juega para Galicia el medio rural, del que dijo hay que recuperar después de «14 anos de abandono por parte do Goberno do PP».

«As cifras están aí», recalcó después de recordar que hay 4.000 núcleos rurales abandonados, altos niveles de despoblación -fundamentalmente por la marcha de la gente joven, lo que también provoca un envejecimiento mayor-, y un recorte continuado de los servicios públicos. «O abandono do PP ten consecuencias porque moitas persoas que quererían seguir aquí, non ven oportunidades para poder facelo», ahondó.

En esta línea indicó que el Partido Popular «nin tan sequera é capaz de executar os orzamentos que presuposta» dejando sin invertir entre 2009 y 2022 más de 500 millones de euros de la partida destinada a poner en valor el medio rural y más de 900 millones de la destinada a la dinamización económica del rural. «Estamos falando de 1.400 millóns que nestes últimos 14 anos se tiñan que ter investido no rural e que o PP deixou sen executar con consecuencias que logo padecemos», recalcó.

Pontón avanzó que el gobierno que aspira a presidir tendrá entre sus prioridades la puesta en marcha de un Plan estratégico de desarrollo del rural con medidas concretas como la aplicación de una política de discriminación positiva en materia de servicios públicos. «O noso medio rural o que necesita non é que lle pechen escolas, senón que as abran», afirmó en alusión a las 110 unitarias cerradas por el Gobierno del PP.

Al mantenimiento de los servicios educativos sumó, entre otros, la necesidad de revertir los recortes sanitarios en el medio rural y garantizar los servicios bancarios porque «sen servizos as persoas non van seguir vivindo no rural»

Audio | Ana Pontón

La líder nacionalista también apuntó medidas de dinamización económica, como es el caso del ‘ticket rural’ para el emprendimiento, una ayuda anual de un mínimo de 15.000 euros durante cinco años para poner en marcha un negocio en el rural, una medida con una dotación inicial de 30 millones de euros y que según destacó, ya funciona con éxito en otros territorios y sería un revulsivo para fijar población y revertir el abandono del medio rural «nun momento no que o noso rural necesita que haxa actividade económica».

Igualmente, el plan estratégico del BNG tiene entre sus objetivos desarrollar la capacidad productiva del medio rural poniendo en valor productos como la castaña y recuperando las tierras agrarias que están abandonadas, para lo cual comprometió la movilización en la próxima década de 100.000 hectáreas de tierra agrícola abandonada. Por último, Pontón avanzó también una línea específica de actuación en materia de innovación para alcanzar de este modo más valor añadido a los productos y servicios del rural.

Nós temos a convicción de que Galiza necesita un goberno que poña en marcha un rural vivo, produtivo, habitado e onde vexamos que hai oportunidades», concluyó después de felicitar especialmente a la Asociación Fonte do Milagro por hacer posible una fiesta, la de la Pisa da Castaña, que desde hace 24 años pone en valor un producto tan importante como la castaña y las tradiciones que acompañan su producción.